Hace ya tiempo que el reloj GPS se ha convertido en un accesorio fundamental de todo runner. Algo que no puede faltar en todo cajón de material, junto a las zapatillas, los calcetines y la ropa técnica.